Modelos al levantarse: Jasmina Mitrovic

Fui a Kichijōji a despertar a Jasmina para ver si ya sonríe desde primera hora de la mañana.
modelos_al_levantarse_models_right_out_of_bed_jasmina_mitrovic_chorareii
Jasmina, おはよう!Foto: Noa.

En la serie “Modelos al levantarse”, me voy de buena mañana a despertar a modelos en sus casas, para ver si quizá, sin el maquillaje y la ropa de diseño, parecen un poco más humanos y menos dioses. Spoiler: siguen siendo perfectos. Lo siento, mortales. ┐(‘~` )┌

Jasmina es el tipo de persona que destaca entre la gente porque la rodea un aura de alegría contagiosa. Tiene ese tipo de belleza que no solo se ve desde fuera, le sale de dentro, de su espontaneidad y su cercanía. Al hablar con Jasmina sientes que de verdad está escuchando lo que tienes que contarle, te hace sentir una empatía real. 

Para saber si Jasmina empieza a sonreír cuando suena el despertador, o si por el contrario tiene, como tantos de nosotros un Mr. Hyde mañanero, llamé a su puerta a las 8 h en su complejo de apartamentos compartidos de Kichijoji, al oeste de Tokio. Me recibió con el cepillo de dientes en la mano y con su novio Kai todavía durmiendo a su lado (¡no me odies, Kai!).

modelos_al_levantarse_models_right_out_of_bed_jasmina_mitrovic_chorareii
Sí, Jasmina ya estaba sonriendo. Foto: Noa.

Jasmina, además de modelo, es también barista. Tuve la suerte de que me preparara un café hand drip para acompañar esta entrevista.

Chorareii: ¡Buenos días, Jasmina!  Ahora que estás despierta, hablemos de ti.

Mi nombre es Jasmina Mitrovic, tengo 24 años y soy de Toronto, Canadá.  Solía ​​vivir en Australia, pero he estado viviendo y trabajando como modelo en Japón durante un año.  Antes de eso, ¡también hice de modelo infantil cuando era niña!

Hoy he interrumpido tu rutina matinal, así que quiero saber cómo es normalmente.

Lo primero que hago es mi rutina de cuidado de la piel, ¡me encanta! Sigo usando productos de Canadá porque todavía no he encontrado los mejores productos japoneses para mí;  ¡es difícil cuando no puedes leer kanji! Sé que aquí hay productos increíbles, los productos de belleza asiáticos son muy famosos en mi país.

Me gusta mucho dormir, entonces a veces tengo que lavarme los dientes en la estación de tren parar dormir unos minutos más. Siempre llevo mi cepillo de dientes conmigo. Si tengo tiempo también tomo café.

modelos_al_levantarse_models_right_out_of_bed_jasmina_mitrovic_chorareii
Jasmina siempre lleva el cepillo de dientes encima. ¡Esa sonrisa permanente tiene que estar bien limpia! Foto: Noa.

¿Qué es lo mejor de trabajar como modelo en Japón y qué no es tan bueno?

Me encanta la creatividad de los fotógrafos y estilistas japoneses. No son snob, tratan de encontrar diferentes personas que compartan su visión. La ropa, el maquillaje … todo es siempre cool aquí.

En la parte negativa, como yo no soy curvy ni tengo medidas de modelo estándar, sino que soy una persona normal, es difícil para mí tener grandes oportunidades aquí. Me han dicho que tengo potencial, pero que quizá sería más fácil para mí intentarlo en Europa o Canadá. Aun así, tengo un objetivo antes de irme de Japón: ¡quiero salir en una campaña de Uniqlo!

modelos_al_levantarse_models_right_out_of_bed_jasmina_mitrovic_chorareii
Jasmina es también barista. Photo: Noa.

Tus raíces son muy singulares. ¿Puedes hablarme de ellas?

Mi madre nació en Somalia y emigró a Canadá cuando tenía 5 años. Mi padre es un serbio de segunda generación. Se conocieron en Toronto cuando estaban en el instituto.

Crecer siendo medio negra, medio blanca, medio africana, medio europea, pero también canadiense, fue realmente difícil para mí. Ser mestizo hace que sea difícil encontrar tu identidad.

Los serbios tienen una reputación de ser muy nacionalistas, por eso la gente no se creía que soy mitad serbia.”¿Eres serbia y negra? ¿Cómo es posible?”, me preguntaban. Una mujer vino a mi trabajo en la ciudad donde estudiaba diciendo: “¿Eres la chica negra serbia? ¡He oído hablar de ti! ¿Sabes qué es una Slava?”. Una Slava es una fiesta patronal ortodoxa que celebran las familias serbias, ¡así que por supuesto que sé lo que es!

Me llevó mucho tiempo descubrir quién era, probablemente hasta después de graduarme en el instituto. Creo que en países como Canadá y Estados Unidos, a veces puede haber algo así como una jerarquía sobre cuál es una buena minoría o comunidad étnica a la que pertenecer, y no quería asociarme con ninguna de mis culturas cuando era joven.

Debido a que ambos países habían experimentado guerras civiles devastadoras, llegó a haber muchos refugiados que inmigraron a Canadá. Cuando una gran afluencia de refugiados entra en un país, generalmente suele haber algún tipo de estigma y discriminación. Aunque en Canadá nos enorgullecemos de ser una nación que acepta y parece un mosaico, obviamente todavía hay estereotipos y racismo, pero no es tan publicitado como el de nuestro vecino del sur. A medida que crecí y aprendí más sobre el mundo y sobre mí misma, llegué a amar y estar orgullosa de mis culturas.

modelos_al_levantarse_models_right_out_of_bed_jasmina_mitrovic_chorareii
El alias de Jasmina en Instagram es @negi_hime, ‘Princesa Cebolla Verde’. Foto: Keishiro Hirai.

Ahora que te conocemos un poco mejor, dime, ¿qué cosas te gustan?

¡Me encanta aprender idiomas! Antes de venir a Japón, hablaba portugués con fluidez, español intermedio y también crecí aprendiendo serbio.  Pero cuando vine a Japón y empecé a aprender japonés… ¡¡todo desapareció!! Ahora, cuando mis abuelos serbios me llaman, ¡¡sin querer les hablo en japonés!!

Disfruto cocinando y comiendo, soy una foodie. Si Tokio no estuviera lleno de escaleras y no tuviera que correr todo el tiempo para llegar al tren, ¡estaría muy gorda aquí!

Me gusta ir a tiendas de segunda mano, pero creo que en Japón es caro. ¡En Toronto compré todos mis vaqueros Levi’s de segunda mano por un dólar cada uno!

¡Ah!, habitualmente escribo ideas para vídeos de TikTok que sé que nunca haré (risas).

modelos_al_levantarse_models_right_out_of_bed_jasmina_mitrovic_chorareii
Jasmina y Kei comparten habitación en un complejo de apartamentos compartidos de Kichijōji, Tokio. Foto: Keishiro Hirai.

Volviendo a tu trabajo como modelo, háblame de algún proyecto que te haya gustado especialmente.

Trabajé en un rodaje temático de los 70. Se rodó en un bar dedicado a los Beatles y todo el mundo llevaba ropa y maquillaje de los 70. El ambiente era genial.

Aunque disfruto de los proyectos más comerciales y de estilo de vida, mis favoritos son los que incluyen ropa y maquillaje locos… ¡y Uniqlo por supuesto!  😉 😉 😉

modelos_al_levantarse_models_right_out_of_bed_jasmina_mitrovic_chorareii
El armario de Jasmina, lleno de colores y estampados. Foto: Noa.

¿Cómo describirías tu estilo personal?

Tengo personalidades múltiples en lo que respecta a la moda. En el instituto pasé por todas las fases: la emo, la gagsta… Eso me influyó, mi armario es un lío de colores y estampados. Mi novio Kei cree que debería comprar ropa más sencilla y básica. Lo intenté, ¡pero acabé volviendo a mis pantalones tie-dye!

¿Qué prenda de tu armario te hace sentir más especial?

Tengo un traje de falda y chaqueta color verde lima de la diseñadora japonesa Junko Shimada.  Hace un tiempo leí la novela “1Q84” de Haruki Murakami, en ella la protagonista siempre lleva trajes de esta diseñadora. Por eso me emocioné mucho cuando encontré este. Lo mejor de todo es que conseguí este traje de dos piezas por 2.000 yenes. Lo uso siempre que surge una oportunidad.

modelos_al_levantarse_models_right_out_of_bed_jasmina_mitrovic_chorareii
El traje verde lima de segunda mano de la diseñadora Junko Shimada es la prenda favorita de Jasmina. Foto: Noa.

¿Qué es lo que más extrañas de tu país y lo que más te gusta de vivir en Japón?

Extraño la multiculturalidad de Toronto. Tenemos muchas comunidades y barrios diferentes: Koreantown, Chinatown, Little India, Little Jamaica… 

Extraño la comida que no puedo encontrar aquí. ¡También extraño mucho el poutine! Es una mezcla de patatas fritas con queso en grano fresco y salsa de carne.  Es típico de Quebec y suele costar dos dólares.  ¡Extraño ese tipo de comida barata que es mala para tu cuerpo!

Lo que más me gusta de Japón es que ofrece posibilidades a las personas creativas. Si tienes una idea, la gente te ayudará a hacerla realidad, alguien que tenga experiencia quizá se ofrecerá a enseñarte. Eso es increíble.

En mi caso, quería viajar para descubrir quién soy. Como aquí puedes probar tantas cosas, eso te ayuda a acercarte un paso más a quién eres y lograr la plenitud, la realización, ¡el nirvana!

Sigue a Jasmina (@negi_hime) en Instagram.

(⁀ᗢ⁀)

Total
0
Share