Baby Mary, la reina que convirtió Harajuku en la capital de lo kawaii

Sin la visión y el encanto de la fundadora de la boutique Faline, y su amor por Vivienne Westwood, Chanel o Jeremy Scott, el street style japonés nunca habría sido lo mismo.
chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_store_grafitti
Baby Mary (@babymaryfaline) posa frente a la persiana de Faline Tokyo (@falinetokyo), en Harajuku, que cerró sus puertas el 14 de febrero de 2021. Foto: Ernesto Martínez (@eruni_) y Noa.

La cultura de Harajuku es un emblema de Tokyo y el estilo que mostró al mundo lo que la personalidad de los jóvenes japoneses puede conseguir en términos más que de moda, de libertad creativa. En el epicentro de esta explosión kawaii ha estado durante años la figura de Baby Mary (@babymaryfaline).

Ella ha insuflado su energía y su visión a la cultura de este lugar único, convirtiéndose en un icono para cool kids y grandes diseñadores por igual. El carácter de Harajuku tiene mucho del carácter de Baby Mary: entusiasta, con la mente abierta, conectada con el mundo, a la vez que embajadora de la cultura pop de Japón. Pero sobre todo, kawaii.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_chanel_book
Baby Mary (@babymaryfaline) me recibió en su apartamento, desde el que tiene una increíble vista panorámica de Harajuku, su reino. Foto: Ernesto Martínez (@eruni_) y Noa.

Originaria de Nagoya, Baby Mary empezó a interesarse por la moda cuando, con 15 años, empezó a ir a clubs por las tardes. Era la época en la que el new wave y el new romanticism empezaban a triunfar, y a Baby Mary le encantaban Duran Duran, Culture Club o Strawberry Switchblade. El club favorito de Baby Mary se llamaba “OZ”, y era el club al que David Bowie o Cindy Lauper iban después de actuar en Nagoya, ella pudo verlos allí cuando era apenas una adolescente.

Para no pasar desapercibida en el club, Baby Mary diseñaba su propia ropa inspirada en el ballet y las subculturas londinenses. En ese momento, todo el mundo soñaba con ir a la capital inglesa. Baby Mary viajó por primera vez a Londres a los 18 años, durante un verano. Se enamoró de la ciudad de por vida.

“A los 21 años, yo tenía un novio británico”, me explica Baby Mary. “Vi la revista The Face en su casa. Había una página sobre Vivienne Westwood, en la que Sara Stockbridge salía súper sexy con un look de crinolina de pies a cabeza rematado con una corona. Me enamoré inmediatamente de Vivienne y después de eso, me fui a World’s End en Londres ¡¡y me compré el look completo!!”.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_pink
A Baby Mary (@babymaryfaline) le encanta el rosa, las flores, ¡y todo lo chic y kawaii! Fotos: Ernesto Martínez (@eruni_) y Noa.

“Me convertí en VIP de la tienda World’s End”, continúa, “¡porque compraba muchísimo allí! [ríe]. Seguí viajando de Japón a Londres para ir de compras, ¡no había compras online en ese momento, por supuesto! A partir de eso, comencé recibir invitaciones a los shows de Vivienne”.

Baby Mary estaba enamorada de Vivienne Westwood, pero también se enamoró de su icónica tienda World’s End y de la comunidad que la rodeaba. “Simplemente me hice muy buena amiga del personal de la tienda en Londres, y de los amantes locos de Vivienne Westwood que conocí en París. ¡Seguimos siendo una familia encantadora ahora, seremos una familia para siempre, como la familia de Faline!”.

“A los 21 años, yo tenía un novio británico. Vi la revista The Face en su casa. Había una página sobre Vivienne Westwood, en la que Sara Stockbridge salía súper sexy con un look de crinolina de pies a cabeza rematado con una corona. Me enamoré inmediatamente de Vivienne y después de eso, me fui a World’s End en Londres ¡¡y me compré el look completo!!”.

Baby Mary

“Faline” es el nombre que Baby Mary eligió para su primera tienda de moda en Nagoya. Antes de eso, tuvo otra tienda llamada Antenna Sweet. Pero esta no era una tienda de moda, ¡sino una boutique de vajillas! Cuando tenía 24 años, el jefe del salón de belleza de Nagoya donde Baby Mary trabajaba como esteticista decidió comenzar a vender este tipo de productos. En Antenna Sweet, Baby Mary vendía vajillas de colección Susie Cooper importadas de Londres.

Pero las dificultades de manejar un producto tan frágil como lo son las vajillas antiguas, y su pasión por Vivienne Westwood, hicieron que Baby Mary abriera Faline Nagoya (@falinenagoya) en el mismo lugar donde estaba Antenna Sweet. Llenó totalmente la tienda con ropa de las colecciones de Vivienne Westwood, como distribuidora oficial.

Hoy en día, Vivienne Westwood es probablemente la diseñadora internacional más popular en Japón, pero en ese momento, ningún lugar en todo el país tenía una selección de Vivienne Westwood comparable a la que tenía Faline Nagoya. Cuando Vivienne comenzó a lanzar colecciones masculinas, Baby Mary abrió Bambi en Nagoya (@bambi_narumi), que todavía es un icono del streewear masculino en la actualidad.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_pepe_cat
Pepe es el gato persa de Baby Mary (@babymaryfaline), uno de los amores de su vida. Foto: Ernesto Martínez (@eruni_) y Noa.

Después de eso, llegaron más tiendas, más diseñadores — Jeremy Scott, Fifi Chachnil and many more–, viajes constantes semanas de la moda de todo el mundo, más fiestas… pero sobre todo, llegó Harajuku, con la apertura de Faline Tokyo, y como resultado, llegó más cultura de la moda callejera. Fui a visitar a Baby Mary a Harajuku para que me contara más sobre todo esto, y porque la verdad es que pasar un rato con ella siempre es divertido.

Atravesé Takeshita Dori como si caminara por el pasadizo que me lleva a mi audiencia con La Reina del territorio. El apartamento de Baby Mary se alza sobre Harajuku y ella, desde su trono en forma de diván, contempla a través de un enorme ventanal este especial rincón del mundo que ella ayudó a crear.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_takeshita_dori
La puerta de entrada a Takeshita Dori, la estrecha calle peatonal epicentro de Harajuku. Foto: Noa.

Le pido a Baby Mary que se defina. “Una chica única, encantadora, que vive en Harajuku desde hace 17 años. Ama la moda, el rosa, a su marido, a sus amigos ¡y a Pepe!”. Pepe es el precioso gato persa de Baby Mary, bautizado con nombre español en homenaje al amor de Baby Mary hacia Ibiza, que con Londres, es otro de sus lugares favoritos en el mundo y otra de sus fuentes de inspiración. 

Saludo a J (@_jt), el marido de Baby Mary, y pronto se une a nosotros Eruni (@eruni_), alias del patinador artístico español Ernesto Martínez, una de las personas más cercanas a Baby Mary y con quien comparte una amistad de años. Visitando a Baby Mary siempre te sientes como en casa: siempre hay té bien acompañado, música balearic de fondo, una luz preciosa y su característico saludo cuando llegas: “Hello, darling!”.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_view_cheese
Ir a desayunar o tomar el té en el apartamento de Baby Mary (@babymaryfaline) siempre es maravilloso <3 Foto: Ernesto Martínez (@eruni_) y Noa.

Baby Mary se sabe icónica: “La gente dice que soy un icono de Tokio, ¡que creé Harajuku!”. Por esto, grandes marcas de moda y diseñadores de todas partes del mundo confían en ella y en su criterio.

Le pregunté cómo se hizo amiga de sus diseñadores favoritos y me habla de Fifi Chachnil (@maisonfifichachnil). “Conocí a Fifi Chachnil, que es una diseñadora de lencería francesa preciosa, en un barco en el río Sena donde los artistas Pierre et Gilles estaban dando una fiesta. Ambas estábamos borrachas (¡champán, ya sabes!). Me dijo que ella diseñaba lencería y me dio su número de teléfono, pero nuestro inglés no era suficiente como para hablar por teléfono, así que no llamé … Después de un año, comencé a trabajar con Fifi a través de un amigo, luego me di cuenta de que nos habíamos conocido hace un año en esa fiesta”. La lencería de Fifi ha sido imprescindible en las tiendas de Baby Mary desde entonces.

Una de las grandes inspiraciones para Baby Mary, como probablemente para cualquier mujer amante de la moda, es Coco Chanel. De hecho, cuando fui a visitarla, me mostró el libro que estaba leyendo sobre ella en ese mismo momento. “Si aprendes sobre Coco Chanel y su historia, te inspirarás para ser una mujer independiente. Era una verdadera feminista, es mi modelo a seguir”. Baby Mary acababa de recibir una invitación para un próximo show de Chanel, que estaba fotografiando para compartir con sus fans en las redes sociales. “El desfile de Chanel es siempre el final más emocionante de la Semana de la Moda de París. Creo que todas las chicas que aman la moda sueñan con ir a un desfile de Chanel, ¿verdad?”, me dijo.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_chanel
Baby Mary abrió esta invitación de Chanel (@chanelofficial) mientras tomábamos el té de sobremesa. Sacó algunas fotos para compartir en sus redes sociales. Foto: Baby Mary (@babymaryfaline).

Baby Mary también tiene buenas palabras para Jeremy Scott (@itsjeremyscott); “Vino un montón de veces a Faline Tokyo, incluso a Faline Nagoya. Fue un gran éxito cuando traje sus diseños. Todos los ‘Faline kids’ estaban locos por él, y todavía lo amamos como diseñador de Moschino”.

Mi visita ocurrió después del cierre de Faline Tokyo, la tienda de Baby Mary en Takeshita Dori. “Abrí Faline Tokyo el día de San Valentín de 2004. Ya tenía tres tiendas en mi ciudad, Nagoya: Faline, BabyFaline y Bambi”, me explica. Abrir esta tienda fue un sueño hecho realidad para ella, algo que tenía que pasar: “Pensé que ya era hora de abrir Faline Tokyo. ¡Haciéndolo creamos cultura!”, proclama.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_closing_party
Baby Mary (@babymaryfaline) en la fiesta de despedida de Faline Tokyo (@falinetokyo). Foto: Noa.

Lo que Baby Mary había experimentado en World’s End, esa comunidad de personas atraídas y unidas por su pasión, es lo mismo que Baby Mary creó alrededor de Faline. Formó una verdadera familia de personas que aman su manera apasionada de ver la moda y la vida. Se puso en el centro de todos ellos como un hada madrina, bendiciendo a todos con su encanto, amabilidad y energía kawaii.

Diecisiete años más tarde, también el día de San Valentín, despedimos Faline Tokyo con una fiesta inolvidable. Le pregunto a Baby Mary cómo se formó esta familia: “¡Con mucho amor, todos amamos Faline! La vieja escuela y la nueva escuela, de todas las nacionalidades, se han mezclado y crecido juntos creando la cultura de lo que es Tokio ahora!”. La familia se reunió el pasado mes de febrero para despedirse de este lugar emblemático que era Faline Tokyo. Fue una reunión muy emotiva, repleta de flores, tartas preciosas y recuerdos.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_closing_party_fafi
Mi última compra en Faline Tokyo (@falinetokyo), el día de su cierre. El flyer de la fiesta y el bombón tienen ilustraciones de Fafi (@therealfafi), una de las grandes favoritas de Baby Mary. Foto: Noa.

El flyer de la fiesta de cierre de Faline Tokyo tenía una ilustración de Fafi (@therealfafi). No podría haber sido de otra manera: la artista es una gran favorita de Baby Mary y ha colaborado con Faline durante años: “Ella es la indicada, siempre ha sido la imagen de Faline. Ha hecho muchos dibujos para Faline durante estos años. Editamos sus libros y organizamos muchas exposiciones de sus dibujos. ¡Fafi y yo, juntas hicimos cultura de chicas! ¡Los amantes de Faline aman a Fafi!”, me explicó Baby Mary.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_fafi
Las paredes de Faline Tokyo estaban llenas de ilustraciones de Fafi (@therealfafi). ¡Se vendieron todas durante la fiesta de cierre! Foto: Baby Mary.

Antes de abandonar el apartamento de Baby Mary, contemplamos las vistas juntas. “Antes de la pandemia yo viajaba constantemente, pasaba temporadas en Londres… Probablemente esta es la vez que más tiempo he estado sin irme de Harajuku. Eso me ha hecho reconectar con el barrio y enamorarme aún más”, explica.

Eruni, Baby Mary y yo bajamos a la calle, le pido a ella que me enseñe otro lugar del barrio que le guste y nos conduce al estanque Kamiike del templo Togo, un oasis escondido al lado de la vorágine de Takeshita Dori. “Lo veo desde mi ventana y lo siento como si fuera mi jardín”, me cuenta.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_eruni_togo_shrine
Baby Mary (@babymaryfaline) y Eruni (@eruni_) en el estanque Kamiike del templo Togo, en Harajuku. Eruni lleva sudadera rosa flúor de Faline Tokyo. Foto: Noa.

¿Ha cambiado mucho el barrio en estos diecisiete años?, le pregunto. “¡Por supuesto, ha habido cambios! ¡Echa un vistado al archivo de la revista FRUITS y lo verás!”. Baby Mary se refiere a la icónica revista de snaps creada por el fotógrafo Shoichi Aoki, gran amigo de Baby Mary, que documentó la escena de la moda callejera de Harajuku durante años. “¡Yo amaré Harajuku pase lo que pase, es mi barrio!”, añade. “Incluso ahora, sin turistas, es un mundo de fantasía, una gran atracción de feria. ¡No puedo dejar de amar este lugar!”, proclama.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_togo_shrine
Baby Mary (@babymaryfaline) ha vivido en Harajuku desde que hace 17 años abrió Faline Tokyo. Foto: Ernesto Martínez (@eruni_) y Noa.

Nos dirigimos al local donde solía estar Faline. En la persiana todavía permanece el grafitti que Andre Saraiva (@andresaraiva) pintó en redondeadas letras kawaii de colores pastel. Pido a Baby Mary que pose delante de él para la foto de portada de este artículo. “¡Este grafitti está protegido, se quedará en Harajuku! ¡Me hace muy feliz que el legado de Faline siga visible aquí!”. Sin duda, este grafitti será un recordatorio, pienso, pero el legado de Faline se ve a diario en todos los rincones de Harajuku. 

Pocos minutos más tarde, se confirma este pensamiento. Mientras caminamos por Omotesando, nos encontramos con Kyon (@kyon_official_), Sofia (@sofiaisabelos) y Kazane (@kazaneflowerboy), que se paran a hablar efusivamente con Baby Mary. “Esto siempre es así, pasa cada vez que caminas por Harajuku con Baby Mary”, me explica Eruni en un aparte. “Ella está en el centro de esta familia, ha construido esta escena”, añade.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_sofia_isabelos_kazane_flowerboy_kyon
Baby Mary (@babymaryfaline) habla con Kyon (@kyon_official_), Sofia (@sofiaisabelos) y Kazane (@kazaneflowerboy). Foto: Noa.

Durante esa semana se celebraría en Harajuku la inauguración de la exposición “Louis Vuitton &”. Baby Mary y sus chicos hablaban de este evento al que ella los había invitado. “En 2006, Louis Vuitton celebró una gran fiesta y yo invité a 300 cool kids y amigos. Esta misma semana se celebrará también este evento de Louis Vuitton, al que he invitado a 20 miembros de la familia Faline muy especiales para mí”, me cuenta Baby Mary. Con la fiesta de Louis Vuitton de 2006, Baby Mary sentó precedente al invitar a cool kids a este tipo de evento que tradicionalmente habría estado cerrado exclusivamente a personalidades establecidas del mundo de la moda.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_vivienne_westwood
Baby Mary (@babymaryfaline) frente a la tienda de Vivienne Westwood en Harajuku. Ella fue la primera en traer una gran selección de prendas de la diseñadora inglesa a Japón para su tienda Faline Nagoya. Foto: Ernesto Martínez (@eruni_).

Estamos frente a la tienda de Vivienne Westwood en Laforet, otro de los puntos icónicos del barrio. Le pregunto a Baby Mary cómo se sintió cuando la vio por primera vez, siendo tan fan. “No estoy segura de cuándo fue la primera vez que vi a Vivienne, pero yo estuve en el backstage del desfile de la Semana de la Moda de París donde Kate Moss llevaba una minifalda ‘mini-crini’ mientras comía un helado. ¡Vivienne Westwood estaba allí! Fue alucinante, uno de esos desfiles increíbles que hicieron historia en la moda”, explica.

Por supuesto, se refiriere a la colección Cafe Society que Vivienne Westwood presentó para la primavera / verano de 1994 en París, que todavía hoy se considera uno de los shows donde la diseñadora exhibió su universo de subversión histórica y provocación refinada de una manera más evidente.

“Nunca me pongo nerviosa con la gente, ¡pero esa vez estaba súper nerviosa! Ella es tan inteligente… tan… ya sabes, ¡es Vivienne Westwood! Crecí con ella, ¡Vivienne Westwood hizo a Baby Mary, eso seguro!” Definitivamente, la pasión de toda la vida de Baby Mary por Vivienne Westwood está en el origen de la pasión de Japón por la diseñadora.

chorareii_baby_mary_faline_tokyo_harajuku_vivienne_westwood_laforet
Baby Mary (@babymaryfaline), Reina de Harajuku. Foto: Ernesto Martínez (@eruni_).

Antes de despedirnos, pregunto a Baby Mary si tiene nostalgia por cómo era el barrio en alguna época pasada. “¡No, ni siquiera extraño Faline Tokyo! La fiesta de despedida fue el final perfecto. He pasado página, y tengo recuerdos en todas partes. Está en mi historia, pero hay más en el futuro”, me responde.

Aunque Faline Tokyo haya cerrado sus puertas, Baby Mary sigue seleccionando y diseñando ropa kawaii para sus otras tiendas. En Tokio está Miss Faline (@missfaline), que abrió sus puertas hace cinco años en Kitaoyama. Faline Nagoya (@falinenagoya), Bambi y Baby Faline siguen activas en Nagoya. Por supuesto, también es posible comprar en las tiendas online de Faline.

¿Y cómo ve Baby Mary el futuro de Harajuku? “¡Ya veremos, darling! Pero desde luego, lo haremos nosotros! ¡Gracias, my love!”·

Sigue a Baby Mary (@babymaryfaline) en Instagram

Echa un vistazo a la tienda online de Faline Tokyo y and all the Faline shops online store

Sigue a Faline Tokyo (@falinetokyo) en Instagram

Sigue a Faline Nagoya (@falinenagoya) en Instagram

Sigue a Miss Faline (@missfaline) en Instagram

(^◔ᴥ◔^)

Total
0
Share